La Página principal   » SU HİSTORİA    » Karabaj en las fuentes    » Las migraciones de los armenios en las fuentes rusas   

Las migraciones de los armenios en las fuentes rusas

  



Se expone diferentes versiones repugnantes con motivo de las raices del problema de Nagorno Karabaj, que se considera una parte inseparable histórica de Azerbaiyán y ocupado por Armenia y de la composición étnica de esta región en diferentes tiempos. Hasta unos históricos armenios falsifican las verdades históricas en el grado inconcebible y ponen las ideas de carácter de ilusión contenidas de mostrar Karabaj como uno de las provincias históricas de Armenia. En realidad, las verdades sobre que los armenios llegaron a nuestras tierras posteriormente se reflejan en las fuentes históricas, en las investigaciones científicas y en los materiales arqueológicos. No son malos los autores rusos que lo confirman.
Karabaj, el objeto de litigios y conflictos grandes, se unió al imperio Ruso con el acuerdo de Kurekchay concertado el 14 de mayo de 1805 entre el jan de Karabaj Ibrajimjalil jan y el comandante general de las tropas del imperio ruso, el general Sisianov. En segundo artículo del acuerdo se daba la garantía de emperador sobre el mantenimiento de la integridad del país del jan de Karaba y de sus herederos (Actos recogidos por la Comisión Arqueológica de Cáucaso, II tomo, bajo la redacción de A. Berge. Tiflis, 1868, documento 1436, pag. 702-705).

Pero un poco después, en 1822 el gobierno zarista anulando un punto de este acuerdo abolió el janato de Karabaj como un factor político y lo convertió en una provincia del imperio. A pesar de esto, el gobierno dado la garantía de emperador de mantener la integridad del país del jan Ibrajim y de sus herederos no había separado el territorio de Karabaj desde la provincia de Azerbaiyán, que era una provincia de musulmán, desde el punto de vista de administración del Estado. Hasta el gobierno zarista que tenía la posición armenia, había tener en cuenta el hecho innegable contendo de que Karabaj era la provincia muslumana. Porque cuando Karabaj se unió a Rusia en 1805, sólo la parte de 1/5 de su población la constituía los armenios.
En el centro de la política de colonista realizada por Zarismo en Cáucaso se encontraba en primer lugar la transmigración de los armenios desde Turquía e Irán a Cáucaso, sobre todo al oeste de Azerbaiyán y Karabaj a principios del siglo XIX.
Precisamente durante y después de las guerras entre Rusia e Irán en los años 1804-1813 y 1826-1828 comenzó a aumentarse año tras año la cantidad de los armenios como resultado de la transmigración masiva de los armenios desde Irán y desde Sur de Azerbaiyán y alojamiento en el Sur de Cáucaso, además, en Karabaj. Durante la marcha de la guerra de Rusia-Irán en los años de 1826-1828 de los territorios sureños de Azerbaiyán e Irán fueron trasladas 18 mil familias armenias al Sur de Cáucaso y Karabaj..
Después de terminación de las guerras citadas según las condiciones del acuerdo llamado Turkmenchay concertado entre Rusia e Irán, se permitía la transmigración sin obstáculos de los armenios del territorio de Irán. Este acto, en realidad, daba oportunidades amplias a los armenios para trasladar de Irán al Sur de Cáucaso y a Karaabaj. Sobre el objetivo principal del gobierno zarista en la cuestión de transmigración de los armenios al Sur de Cáucaso, además, a Karabaj, con motivo de la influencia de esta migración a la situación demográfica en Cáucaso N. N. Shavrov escribía: “Nosotros comenzamos a la política de colonista de alojar no a la población rusa, sino a los pueblos ajenos en Transcaucasia... Desde 1828 hasta el año de 1830 nosotros habíamos trasladado de Irán y Turquía a Trancaucasia adecuadamente más de 40 y 84 mil armenios y los alojamos en las tierras muy buneas de erario de las provincias Yelizavetpol y Ireván donde la población armenia constituía la minoría. Les se dieron tierras de erario más de 200 desiatina para alojarse y se compró las tierras especiales más de 2 millón manat de propietarios musulmanes. La parte montañosa de la provincia de Yelizavetpol (es decir, la parte montañosa de Karabaj) y la orilla del lago Goyché (Seván) fueron habitados por los armenios... La cantidad general de los forasteros junto con los que se trasladaron no oficialmente, superó 200 mil”. Como resultado de estas transmigraciones a principios del siglo XX más de un millón armenios de 1.300.000 no eran “los habitantes autóctonos del país” y fueron alojados por nosotros (Shavrov N. N. “La nueva amenaza al asunto ruso en Transcaucasia”).

Con motivo de esto, el histórico y científico ruso V. A. Velichko escribía: “Paskevich se había mandado a Irán, al lado del coronel Lazarev para invitar más de 40 mil armenios a Transcaucasia. El patriarca de Echmiedzín había tomado en esta operación. Así que él dió instrucciones a trasladar a los sacerdotes armenios de Irán. Según el acuerdo de Adrianopol, más de 100 mil armenios fueron traslados de Turquía. Un arzobispo de Arzurum llamado Karapet había traido cerca de 70 mil armenios. Después de esto, la transmigración de los armenios desde los países musulmanes a Rusia tuvo gradualmente el carácter incesante y los últimos años tuvo la forma masiva” (V. L. Velichko. “Cáucaso. El asunto ruso y las cuestiones entre de tribus”).

El otro científico ruso S. Glinka escribía con motivo de transmigración de los armenios: “el 9 de marzo de 1828 el último ejército ruso abandonó Tabriz... Según el acuerdo Turkmenchay, los armenios de diferentes aldeas comenzaron a mover hacia Karabaj... Lazerev quien mantenía al príncipe Argutinski Dolgoruki en Tabriz para trasladar a los armenios, visito a los armenios que lo esperaban con impaciencia en Maragá”. (Glinka S. “La descripción de la migración de los armenios de Azerbiayán a las fronteras de Rusia”. Bakú, “Elm”. 1990, pag. 81).

Al mismo tiempo A. Griboyedov, el autor de la idea de trasladar a los armenios, escribía: “Nosotros más de una vez analizamos la cuestión de eliminar el miedo de los musulmanes de que los armenios serían los dueños permanentes de las tierras adonde se trasladaban y la de tranquilizarlos expresando que la situación grave no duraría largo. (A. S. Griboyedov “La nota sobre el traslado de los armenios desde Irán a nuestras provincias, el segundo tomo, Moscú, 1971”)”.

Así, según el acuerdo de Turkmenchay, como resultado de trasladar a la población armenia desde Irán y Turquía al territorio del janato de Ireván, a Karabaj y a las otras provincias de Azerbaiyán la situación demográfica se cambió considerablemente. Si en 1828 el peso especial de los turcos de Azerbaiyán en la provincia de Armenia creada en lugar del janato de Ireván era 73,8 por ciento, en los años de 1834-1835 ha bajado a 46,2 por ciento.
Según el número de laboratorio de 1832, en la región de Karabaj fueron registrados 32,4 mil azerbaiyanos (64.8%) y 17,4 mil armenios (34.8%). Así, la población armenia se había aumentado más de cuatro vez durante un breve plazo en comparación con 8.4% en 1828. Según los números posteriores, el peso especial de los azerbaiyanos a fines de los años 80 en el distrito de Shushá se bajó a 41.5 por ciento, mientras que la cantidad de los armenios subió a 58.2 por ciento. Según la cantidad de toda Rusia en 1897, estes índices fueron adecuadamente 53% y 45% (El calendario de Cáucaso del Imperio Ruso 1897).
A fines de los años de 80 del siglo XIX como resultado de los traslados masivos de los armenios al distrito Shushá a cual se incluía presente Nagorno Karabaj, la cantidad de los armenios ya constituía 58% de toda la población (El calendario caucásico para 1896, V parte, pag. 48-61). Hasta después de los traslados masivos continuados los armenios constituían sólo 79 por ciento de la población de la Región Autónoma de Nagorno Karabaj (RANK) (“Los acontecimentos en alrededor de RANK en espejo deformante de los falsificadores” (la colección de los materiales), Bakú, 1989, pag. 6-7).

A pesar a los cambios demográficos ocurridos poco a poco en Karabaj a las causas mencionadas, el territorio del janato pasado hasta el año 1840 se llamaba oficialmente como “La provincia de Karabaj”, se consideraba la de musulmanes y se dirigía, junto con otras tierras de Azerbaiyán, por el jefe del círculo militar de los “Estados musulmanes de Transcaucasia”. La residencia de este jefe estaba en Karabaj, en la ciudad Shushá. Por eso en el libro de 4 tomos publicado por 4 ministerios principales del imperio ruso – el Ministerio Militar, el de Relaciones Exteriores, el de Asuntos Interiores y el de Hacienda llamado “El panorama del dominio ruso en Cáucaso” Karabaj se dió en la sección de las provincias musulmanes. Porque el janato de Karabaj se había unido a Rusia no como la provincia armenia, precisamente sino como un janato de Azerbaiyán.
Después de las reformas hechas en 1840 se creyó el “Distrito de Shushá” en el territorio de la “Provincia de Karabaj” a cual se incluía el de presente Nagorno Karabaj. Pero este territorio administrativa no se refiere a la provincia de Georgia-Imeretí, ni a la de Ireván creada un poco después, sino a la región “Caspio” que unía las tierras norteñas de Azerbaiyán. Desde 1868 el distrito de Shushá se dió a la provincia de Yelizavetpol (Gandjá). Esta provincia, junto con la de Bakú, también unía en sí las tierras de norte de Azerbaiyán. En 1917 el distrito de Shushá fue incluido a la provincia de Yelizavetpol que era bajo la subordinación del Comité Especial de Transcaucasia, en los años de 1918-1920 a la provincia de Gandjá en la composición de la República Popular de Azerbaiyán (las fuentes por la historia de Azerbaiyán. Bakú, 1989 pag. 276).
Así, como se ve, a pesar a la política de colonista del zarismo las transmigraciones armenias y los otros factores hicieron innegable el hecho de que Karabaj se refiere a Azerbaiyán. Pero a pesar de esto, los armenios forasteros y trasladados a las tierras de Azerbaiyán siempre procuraron adueñarse de estas tierras y provocaron problemas serios para el pueblo de Azerbaiyán en diferentes tiempos. Para conseguir sus objetivos asquerosos los armenios han asesinado miles de hombres inocentes, y destruido ciudades y aldeas.



Se ha leido: 4126