La Página principal   » MÚSICA    » Reuniones de música de Karabaj   

Reuniones de música de Karabaj

  



El pueblo azerbaiyano tiene un tesoro de música antigua y rica. Las primeras informaciones sobre nuestra música antigua se han reflejado en los dibujos de roca de Gobustán (XVII-III milenio a.C.) y de Gamigaya (los milenios III-I). Además de esto, en las épicas “Kitabi Dedé Korgut” y “Koroglú”, al mismo tiempo en las obras de Nizami, Fuzuli, Abdulgadir Maragai y Mir Mohsun Navvab se dan informaciones amplias sobre el arte de música rico. A partir de los fines del siglo XIX se han organizado en unas ciudades de Azerbaiyán reuniones de música, sociedades, círculos que fueron estímulos grandes para el desarrollo de nuestra música. A los años 80 del siglo XIX se ha organizado “La reunión de músicos” por M.M.Nevvab y Haji Husnu que en esta reunión se discutía el arte de mugam.  Los representantes conocidos como Mashadi Jamil Amirov, I. Abdullayev, S. Shushinski, Sadigján eran participantes de esta reunión. 

Como se ha notado, uno de los factores jugados el papel importante en el desarrollo del arte de profesión cantante eran las reuniones de música organizadas en Azerbaiyán en la segunda mitad del siglo XIX. Después de la muerte del musicólogo famoso Jarrat Gulu un hombre llamado Kor Jalifa abrió una escuela de música en Shushá. Él enseñaba a los niños cantar mugam, interpretar tar y kemanchá. La escuela de Kor Jalifa ha preparado muchos músicos. Después de su muerte la escuela fue cerrada, pero en unas ciudades de Azerbaiyán eran reuniones de musicólogos, círculos y conversaciones interesantes sobre el arte de música. “La reunión de Nevvab” en Shushá, “El círculo de Mahmud aga” en Shemajá, “El salón de Mashadi Malik Mansurov” en Bakú se han convertidos en la escuela auténtica de música. Aquí los musicólogos eminentes que conocían a fondo la música de Este se preocupaban especialmente por el canto correcto y habilidad de los cantantes. En las reuniones musicales el canto de los mugames como “Shur”, “Rast¨, “Mahur”, “Chahargah”, “Bayati-Isfahan” llevaba dos, a veces tres horas. Lo más interesante es que los cantantes que han aprendido cantar correctamente todos los mugames en las reuniones intentaban a aprender más perfectamente y a ser especializadas. Damos a continuación los cantantes que cantaban los siguientes mugames más perfectamente que los otros: Haji Husu - “Zemin-jare”, “Shushter”, Masahdi Isi - “Mahur”, Bulbulján - “Hasar-mujalif”, Mirzá Mohammadhasan - “Mansurillá”, Gasum Abdullayev - “Zabul”, Malibaylí Hamid - “Rast”, Islam Abdullayev - “Yetim  Segahi”, Alesguer de Shequi - “Shur”, Seyid Mirbabayev - “Simayi-Shams”, Jabbar Garyagdi oglú - “Heyrati”, Kechechi oglú Mohammad - “Bayati-Gajar”. Las reuniones de música ha limpiado el espíritu nacional de la música popular, al mismo tiempo la lengua de música de inclinaciones ajenas, guardando la originalidad de mugamat ha opuesto resistencia de una manera aguda contra el peligro de la asimilación de los mugames. Estas reuniones se distinguían de festines, bodas. Aquí se discutían los problemas estéticos de la poesía, música y del arte. Entre esas reuniones “La reunión de Shushá” tenía la fama especial. Porque en Shushá había muchos músicos, bailadores en relación con otros lugares de Azerbaiyán. No es casual que el poeta popular Samed Vurgun ha escrito: “Shushá no se llama en vano la cuna de música y poesía. Casi todos los cantantes y intérpretes de música nacieron en Shushá...”. Una de las causas de ser famoso como el centro de música sin duda es su aire puro, sus manantiales fríos, bosques hermosos, lugares incomparables para paseo, con una palabra la naturaleza fascinadora. En Shushá conocido como el hogar de salud la vida bullía aún a los fines del siglo XIX: cada verano por aquí venían poetas, dramaturgos, compositores, artistas y músicos de Cáucaso, Oriente Cercano y Asia Central, además, los estudiantes azerbaiyanos que estudiaban en las escuelas superiores de Rusia y Europa Occidental, mostraban espectáculos de teatro, tomaban parte en las reuniones de música. Cada cantante con su compañía interpretaba ante oyentes en las reuniones formadas en “El club de Verano”, en los lugares de paseo, al lado de los manantiales fríos de Shushá, cantaban historias extrañas de la música oriental. De cada casa, patio, sombro de árbol se oía sonido de instrumentos musicales como tar, kamán, garmón. Shushá era famoso en Oriente Cercano y Central como el conservatorio de Cáucaso y la escuela para canto. “La escuela para canto de Shushá” ocupaba la misma posición en la historia de música de Oriente, como “La escuela para canto de Italia” la ocupaba en la historia de Europa. No es casual que Shushá se llamaba “Italia de Cáucaso”. Como dijo el escritor eminente A. Hagverdiyev: en la segunda mitad y principios del siglo XX en toda parte de Cáucaso se podría ver que el músico era de Karabaj. A las bodas de Bakú, Shqeuí, Shemajá, Ashjabad, Teherán, incluso Estambul invitaban los músicos de Shushá. Los cantantes de Karabaj siempre han superado los de Irán y Turquía por sus voces de terciopelo. Esos cantantes daban direcciones a los otros que trabajaban en la rama de música. Desde diferentes lugares venían cantantes e intérpretes de tar a Shushá, interpretaban y cantaban para los músicos de Karabaj, intentaban a recibir estimación de ellos. Ellos esperaban sin paciencia la estimación de maestros de mugam como Haji Husu, Sadigján, Mirzá Mujtar…

Así, la reunión de música de Shushá ha jugado el papel exclusivo en la preparación de los músicos nacionales y ha dado estímulo al desarrollo de la música de Azerbaiyán. El famoso poeta ruso, lanzando una indirecta que los habitantes de Shushá tenían la voz de terciopelo, escribía en una de sus cartas: “Si alguien no puede cantar, no es de Shushá”. Así, a los fines del siglo XIX la ciudad Shushá se había convertido en el centro de música. Aquí había cerca de 70 intérpretes de saz (instrumento musical nacional). El creador de la escuela de música en Shushá era el musicólogo famoso nombrado Jarrat Gulu Mohammad oglú (1823-1883). El jefe de la reunión musical de Shushá Mir Mohsun Nevvab era uno de los musicólogos muy hábiles del siglo XIX. Nevvab se ha esforzado seriamente por la ilustración y el desarrollo cultural del pueblo. Él se preocupaba especialmente por la conversión de Shushá en el centro de música. Nevvab había organizado “La reunión de cantantes” con la participación activa del gran cantante Haji Husu. Su reunión de música ha jugado el papel exclusivo en la vida cultural de la ciudad después de la reunión de Jarrat Gulu y la de Jurshidbanu Nataván llamada “Majlisi-uns” (“La reunión de amistad”). Después de la reunión musical de Nevvab, en Shushá se había creado la escuela de música de Molá Ibrahim. En esa escuela se educaban unos músicos. El famoso cantante nuestro Bulbul ha recibido su primer educación en esa escuela también.



Se ha leido: 947