La Página principal   » EL CONFLICTO EN LA UE    » El conflicto de Nagorno Karabaj en la Unión Europea   

El conflicto de Nagorno Karabaj en la Unión Europea

  



La historia de la colaboración entre la Unión Europea y Azerbaiyán empieza desde 1993. Precisamente en febrero de ese año se establecieron relaciones entre la organización internacional y nuestro país. 
En 7 de abril de 1993 la Unión Europea intervino con la declaración sobre el conflicto de Nagorno Karabaj entre Armenia y Azerbaiyán. En esta declaración los Estados miembros expresaron sus inquietudes por la profundación del conflicto y de ampliación de las operaciones en las regiones de Calbadjar y Fuzulí. Pero en esta declaración no se ha reflejado ningún actitud concreta sobre el hecho de la ocupación de los territorios de Azerbaiyán por Armenia, y expresado la opinión sobre las causas auténticas del conflicto. La UE procuraba abordar la cuestión desde la posición muy neutral y no confesar quién era agresor.
En septiembre de ese año las operaciones nuevas por las fuerzas armenias en la zona del frente obligó a la organización a intervenir con la nueva declaración. En este documento se reprenden los ataques militares de armenios contra Azerbaiyán y se expresaba la inquietud por el aumento la cantidad de los refugiados.  La UE apoyaba los esfuerzos del grupo de Minsk de OSCE en la solución de la paz en la zona y llamaba a las partes a crear condición favorable para realizar este proceso. La Organización destacaba la importancia de la extracción de las tropas y exigía el respeto de las partes a las resoluciones de ONU. Además de esto, en la declaración se exigía no prestar ayuda a las fuerzas locales armenias aue atacaban a los territorios de Azerbiyán. Pero en este documento había muchas momentos defectuosos. Porque las operaciones se realizaban no por los armenios locales, sino por el ejercito de Armenia. 
En el documento se destacaba: "La Unión y los Estados Miembros son partidarios completamente de los esfuerzos hechos por el grupo de Minsk en el marco de OSCE para consolidar la cesión de alto el fuego (en 31 de agosto de 1993 fue adoptada una decisión sobre esto entre los órganos gubernamentales de Nagorno Karabaj y el gobierno de Azerbaiyán). Ellos llaman a ambas partes a comenzar a cualquier forma del diálogo bilateral que refuerza la posibilidad de la realización del gráfico, que todas las partes han llegado al acuerdo común principial. La Unión y los estado miembros también quieron que las fuerzas locales armenias respetaran a las resoluciones N822 y N853 del CS de ONU. Ellos exigen sacar las tropas desde las regiones Calbadjar, Ágdam, Fuzulí y Djabrail. La Unión y los Estados Miembros no tienen argumentos sobre Azerbaiyán es capaz de preparar ataques desde esas zonas".
Como se ve, en el documento no hay ningún información exacta sobre la esencia del conflicto. Además, la UE no ha mostrado quién era agresor. En 9 ne noviembre de 1993 la UE adoptó la nueva declaración sobre el conflicto de Nagorno Karabaj entre Armenia y Azerbaiyán y este documento también no se distinguió de los anteriores. La Organización destacaba la ampliación del conflicto y la inquietud de que el aumento de la cantidad de los refugiados resultará al aumento de la tensión en la región. 
Generalmente, la Unión Europea no se ha interesado profundamente del conflicto y no ha mostrado su intención seria a expresar su posición decisiva sobre este proceso. Porque la cuestión de la solución de los conflictos no se refieren a la estrategía de la actividad de la UE. Al mismo tiempo hay que tomar en consideración lo que antes la organización manifestaba poco interés a Cáucaso de Sur y a los procesos de allí. La UE se ha previsto como la unidad enteramente económica y por eso siempre procura demostrar una posición cuidada sobre los litigios políticos. A pesar de esto, uno de los acontecimientos principales de la UE que expresaba su posición sobre el conflicto de Nagorno Karabaj, Armenia-Azerbaiyán ocurrió en 2003. La Organización, en vez de abrir las líneas de comunicación para la solución del conflicto, propuso que Armenia devolviera 5 regiones ocupadas de Azerbaiyán. Esta propuesta fue el objeto de discusión durante largo plazo y hoy día sigue manteniendo su actualidad. La intención de la UE de tomar parte en el arreglo del conflicto de Nagorno Karabaj entre Armenia y Azerbaiyán se ha convertido en una cuestión seria. Esto pone en centro que el proceso de la paz se ha puesto en el plano más amplio y este problema molesta la unión internacional.
Todos estos manifiestan una vez más que a pesar la adoptaciòn de diferentes documentos, resoluciones, declaraciones por las organizaciones internacionales sobre la política de agresión de Armenia contra Azerbaiyán en diferentes tiempos, el Estado agresor aún no renuncia de su posición.  Esto se puede apreciar como un resultado de no querer castigar en la forma adecuada a agresor - Armenia  por la unión internacional. Para solucionar el conflicto de Nagorno Karabaj entre Armenia y Azerbaiyán hay sólo un método que esto es lograr el respeto de Armenia a los principios del derecho internacional adoptados de todos.



Se ha leido: 3251