La Página principal   » EL CONFLICTO EN OSCE    » El problema de Nagorno Karabaj en OSCE   

El problema de Nagorno Karabaj en OSCE

  



Azerbaiyán fue el miembro de esta organización prestigiosa en 1992. Azerbaiyán, que fue el miembro de la Conferencia sobre la Seguridad y la Cooperación Europea en 30 de enero de ese año, firmó los documentos de la organización en la Asamblea cumbre de OSCE celebrada en 8 de julio. La primera misión de OSCE en el mes de febrero de 1992 llegó a Azerbaiyán para preparar el informe sobre el conflicto de Nagorno Karabaj. El informe de la misión se escuchó en la reunión del Comité de las Personas Oficiales (CPO) de la organización celebrada en efebrero en Praga. En el informe se confirmaba el hecho de que Nagorno  Karabaj es el territorio de Azerbaiyán. El Comité declaró la importancia de lograr la solución del conflicto mediante la paz.
En el marzo de 1992 los delegados de OSCE hicieron la segunda visita  a la región y esa vez también se escuchó el informe y el comité se limitaró con la llamada a las partes a crear condición de nuevo para la celebración de a conferencia de paz sobre Nagorno Karabaj.
Analizando la situación, el Consejo de los Ministros de Relaciones Exteriores de OSCE adoptó la decisión sobre la llamada de la conferencia referida a Nagorno Karabaj en 24 de marzo en la base de la garantía de CPO para asegurar el arreglo del conflicto mediante la paz. Con esto, se fundamentó el proceso de Minsk. En el diciembre de 1994 se celebró la siguiente conferencia cumbre de los jefes de gobiernos y Estados miembros de Osce en Budapest. Uno de los acontecimientos muy importantes fue el nombramiento de la organización como la Organización de Seguridad y Cooperación Europea desde 1 de enero de 1995.
Los participantes de la cumbre también examinando el conflicto de Nagorno Karabaj entre Armenia y Azerbaiyán, dieron sus conformidades a incluir la parte adecuada a los documentos adoptados sobre esto. Aquella parte se llamaba “la intesificación de la actividad de OSCE relacionada con el conflicto de Nagorno Karabaj”. En esta parte se aplaude la obtención de alto el fuego entre las partes del conflicto y se encargaba al Jefe Corriente de OSCE que designara los copresidentes de la conferencia de Minsk. En el documento se reflejaba la importancia del envío de las fuerzas pacificadoras para la solución del conflicto. 
La conferencia cumbre de OSCE aconsejaba la Conferencia de Minsk a aumentar sus esfuerzos en la continuación de alto el fuego existente y en la orientación de tomar medidas adecuadas para la firmación del acuerdo de paz con la ayuda del grupo de Minsk. 
Uno de los resultados principales de summit de Budapest fue la institución del instituto de coopresidencia en el grupo de Minsk. La decisión sobre la formación de las fuerzas pacificadoras de las fuerzas militares de diferentes Estados previno el deseo de Rusia de solucionar la cuestión por su propia iniciativa. Hay que destacar que entonces Moscú oficial intentaba a que las fuerzas pacificadoras se formara presicamente de su ejército.
En la conferencia cúspide de los jefes de gobiernos y Estados Miembros de OSCE celebrada en Lisboa en 1996 tenía que adoptarse 3 documentos importantes (la declaración del encuentro cúmbre de los países miembros de OSCE en Lisboa, la referida al modelo de seguridad general y completo y el documento sobre los parametros del proceso de restricción de las fuerzas armadas ordinarias en Europa y el de ámbito). Pero una de las cláusulas reflejadas en la declaración – el vigécimo artículo que abarca los principios de solución del conflicto de Nagorno Karabaj entre Armenia y Azerbaiyán, causó la protesta del parte de Armenia. Armenia puso el veto a este artículo. Gaydar Aliyev, el Presidente de Azerbaiyán, protestando sacar este punto del texto de la declaración aviso que pondría el veto a todos los documentos del summit. Las conversaciones llevados no pudieron cambiar la posición del Presidente de Azerbaiyán y nuestro país puso el veto a todos los documentos del summit usando de su derecho de no dar consenso. Esto significaba que la conferencia cumbre de Lisboa podría acabarse sin resultados. El vigécimo punto indicaba la posibilidad de solucionar el conflicto de Nagorno Karabaj en la base de tres principios: la inviolabilidad de la integridad territorial, dar a Nagorno Karabaj el status autogobierno y de autonomía en la base del derecho de definir su destino en la composición de la República de Azerbaiyán y la garantía de la seguridad de toda la población de Nagorno Karabaj. Los principios citados fueron adoptados en la reunión del grupo de Minsk de Osce en Helsinki en el noviembre de 1996 como una fórmula de la solución del conflicto.
Después de discusiones largas y intensivas se obtuvo el consenso sobre la fijación de todos los principios reflejados en el vigécimo artículo en la declaración especial del Jefe corriente de OSCE. En la declaración se decía: Los copresidentes del grupo de Minsk han aconsejado 3 prinsipios que serán parte del arreglo del conflicto de Nagorno Karabaj. Estes principios los defienden todos los Estados miembros del grupo de Minsk. Ellos son siguientes:
- “La integridad territorial de la República de Armenia y la de Azerbaiyán;
- El status jurídico que garantiza el autogobierno más alto definido en un acuerdo que se basa en definir su destino en la composición de Azerbaiyán;
- Le seguridad de Nagorno  Karabaj y toda su población, incluso las obligaciones recíprocas de todas las partes, sobre garantizar observar los principios de la cuestión”. 
Además, todos los miembros de OSCE, excepto Armenia, confirmaron la imposibilidad de la solución del conflicto sólo en el marco de las condiciones de la integridad territorial de Azerbaiyán, del mantenimiento de Nagorno Karabaj en la composición de Azerbaiyán y la garantía de la seguridad de toda la población (auqí se refieren los azerbaiyanos que viven en el territorio) de Nagorno Karabaj. Armenia se enfrentó por primera vez con la unión seria internacional durante esta conferencia cumbre y se puso el mismo en la situación de aislamiento. 
En 1999 en la reunión cumbre de Stambul de OSCE Azerbaiyán dió pasos importantes para declarar su posición justa al mundo. 
Los artículos 20 y 21 de la declaración adoptada en el summit de Stambul se habían dedicado completamente al conflicto de Nagorno Karabaj entre Armenia y Azerbaiyán y aquí se expresaba decisivamente la importancia de continuar el proceso de paz. A pesar de que OSCE ejerce hasta hoy día la misión de intermedio en la solución del conflicto de Nagorno Karabaj entre Armenia y Azerbaiyán como una organización, que sirve de la ampliación de la colaboración interestatal y del mantenimiento de la paz en Europa, no ha logrado dar ningún paso concreto. Aunque para acelerar la solución del conflicto la falta de los mecanismos concretos de la organización juega un cierta papel, hay que confesar que la OSCE tiene las oportunidades de presionar ciertamente contra el Etsado invasor y de atraer la unidad mundial a este proceso. OSCE ha definido 10 principios de seguridad derivados del derecho internacional que todos de éstes se han violado por Armenia. Estes principios son siguientes:
1. El respeto a la soberanía;
2. No usar de las fuerzas armadas;
3. La inviolabilidad de las fronteras;
4. La integridad territorial;
5. La solución de los litigios mediante la paz;
6. No intervenir en los asuntos interiores de los demás;
7. Respetar a los derechos y las voluntades humanas;
8. El respeto al derecho de la igualidad de naciones y de definir su destino de los pueblos;
9. La colaboración entre los Estados;
10. La ejecución honrada de las obligaciones sobre el derecho internacional.
Armenia, aplicando la política de agresión contra Azerbaiyán, ha mostrado que no toma en consideración ningúno de los principios.



Se ha leido: 4207