La Página principal   » POLÍTICA ESTATAL    » La posición oficial de la República de Azerbaiyán   

La posición oficial de la República de Azerbaiyán

  



Aunque los esfuerzos de intermedio de larga duración en el marco de OSCE no habían siempre sucesivos  y no dieron resultados, la posición de Azerbaiyán continua ser partidario de la solución constructiva del conflicto mediante la paz. El objetivo del gobierno de Azerbaiyán es liberar todos los territorios ocupados, repatriación de los refugiados a sus casas y conseguir la estabilidad y la recuperación de la paz duradera en la región de Nagorno Karabaj y en todo Cáucaso Sureño. El objetivo del proceso del arreglo es elaborar el status de Nagorno Karabaj en interior de Azerbaiyán y definir su model y marco jurídico. La parte de Azerbaiyán cree que el proceso de la determinación de cualquier status tiene que realizarse con la participación directa, completa e igual de toda la población de la región, además, de las comunidades armenias y azerbaiyanas en la condición de paz y en la de sus relaciones mutuas constructivas con el gobierno de Azerbaiyán en el marco de los procesos jurídicos y democráticos. Ha de hacer unos pasos importantes para que las partes del conflicto puedan llegar a la etapa de inicio de los análisis del status autonomía de Nagorno Karabaj en interior de Azerbaiyán. Primeramente, ha de alejar el factor de la agresión militar del contexto de la solución del conflicto. La demora de devolver los territorios sin las causas infundadas puede empeorar el proceso de arreglo. Segundamente, tiene que recuperarse la situación demográfica anterior del conflicto en la región. Es sabido que el status de Nagorno Karabaj se puede definir sólo y sólo en la condición de la vida conjunta de las comunidades armenias y azerbaiyanos y con la participacón directa de ambas comunidades. Terceramente, hasta la elaboración del status autónomo nuevo de Nagorno Karabaj hay que establecer las relaciones mutuas entre los órganos gubernamientales de Azerbaiyán y los de gobierno local de la comunidad armenia. Cuarto, la región tiene que desarollarse y recuperarse económicamente. Esto es el paso importante para el proceso de normalización de vida y la recuperación de la vida conjunta en paz y colaboración de ambas comunidades. Aquí se refieren la restablecimiento y el desarollo de las relaciones económicas entre los órganos gubernamentales de Azerbaiyán y de Nagorno Karabaj, la recuperación y apertura de las comunicaciones para el uso recíproco de ambas partes. En este caso, la población armenia de Nagorno Karabaj obtendrá la oportunidad de establecer la relación con Armenia, y Azerbaiyán con la República Autónoma de Najchiván mediante el corredor de Lachín. Quinto, ha de realizar los programas especiales entre ambas comunidades en la rama humanitaria como la colaboración, enseñanza y tolerancia. En cuando al acuerdo de paz entre Azerbaiyán y Armenia, el acuerdo tiene que garantizarse con las garantías internacionales adecuadas incluso las obligaciones toadoas por ambas partes, además los Estados mayores y las organizaciones internacionales. Claro que el éxito del proceso de paz depende del enfoque constructivo de las partes, de la ayuda activa de la opinión pública internacional, sobre todo de los copresidentes del grupo de Minsk de OSCE. Pero es muy difícil tener la esperanza en cambio positivo significante a causa de la posición de Armenia relacionada con esta cuestión. En realidad, el objetivo de la invasión militar de Armenia contra Azerbaiyán fueron ocupar el territorio mediante la fuerza y cambiar la composición demográfica de los territorios ocupados desde inicio del conflicto. Precisamente con el objetivo de lograr la separación unilateral Armenia quiere mantener el control sobre unas regiones ocupadas, impide a los refugiados azerbaiyanos para que ellos repatrien a sus hogares natales y asi frena el examen de las opiniones de ambas comunidades en la base igual. Claro que tal enfoque de Armenia a esta cuestión no podrá jugar el papel básico  y fuerte para la solución del conflicto. Tal mantenimiento de la situacón significaría recibir los resultados de la violación de los derechos humanos y la superioridad de la ley, con otras palabras, la victoria de la violencia sobre la justicia. La parte de Azerbaiyán, a pesar de ser partidario de la solución del conflicto mediante la paz, no aceptará el compromiso nunca en la cuestión de la integridad territorial y la solución del conflicto  en la base de “fait accompli” que Armenia procura imponer con fuerza y que significa la noción de hecho ocurrido. El conflicto se puede solucionar sólo en la base de respeto a la inviolabilidad de las fronteras reconocidas en el nivel internacional, además en la de que las comunidades azerbaiyanas y armenias vivan la vida conjunta y en paz usando completamente e igualmente de democracía y desarollo. La no existencia de la perspectiva concreta y la continuación de la situación de “no paz, ni guerra” es la amenaza permanente y directa a la seguridad democrática, la independencia y al desarollo de Azerbaiyán. Esto, al mismo tiempo, es la fuente principal de la inestabilidad en toda la región de Sur de Cáucaso.



Se ha leido: 3873