La Página principal   » EL CONFLICTO EN EL CE    » El documento de APCE, 24 de diciembre de 2001   

El documento de APCE, 24 de diciembre de 2001

  


La decisión del Comité de Ministros de la Asamblea Parlamentaria del Consejo Europeo (APCE)
(Estrasburgo, 24 de septiembre de 2001) 

Los representantes reciben el siguiente contestación a la pregunta de número 396 de señora Gadjiyeva:
1. El Comité de Ministros con mucho interés se pusieron al corriente de la pregunta escrita de número 396 de la señora Gadjiyeva sobre el reconocimiento de la integridad territorial de Azerbaiyán por Armenia.
2. La señora Gadjiyeva se basa en la ciento octava sesión del Comité de los Ministros celebrada en 10-11 de mayo de 2001. Durante este encuentro el Comité de Ministros examinaron verdaderamente la situación en los Balcanes y Cáucaso. Al fin de esa sesión en que se representaban todos los Estados Miembros, el Comité de Ministros adoptó la información oficial cuyo segundo párrafo declara los siguientes:
3. Los Ministros confirman una vez más sus apoyos en las fronteras reconocidas por la opinión pública internacional en toda Europa, soberanía y la integridad territorial de los Estados, además, a los principios de derecho internacional reflejados en la Carta de la Organizaciones de Naciones Unidas, en el Acto Final de Helsinki de OSCE y en otros textos adecuados.
4. Recibiendo esta oración: una delegación subrayó que admite esta oración tomando en consideración de no existencia de jerarquía entre los principios del derecho internacional basado (señalado obviamente o no). Con motivo de esto, la delegación hizo la declaración la cual está reflejada en el protocolo de la reunión.
5. Se resulta de los mencionados arriba que el Comité de Ministros confirmó obviamente una vez más su apoyo en respeto a las fronteras reconocidas de la opinión pública internacional, a la soberanía y a la integridad territorial de todos los miembros del Consejo Europeo y el valor de otros principios del derecho internacional reconociendo igualmente. El derecho de determinar destinos de los pueblos y los otros principios mencionados en el Acto Final de Helsinki – junto con interpretrase cada uno de estos se aplica igualmente y incondicionalmente. Así, se debe respetar adecuadamente al derecho de determinar destinos de los pueblos, a los objetivos y principios de la Carta de la Organización de Naciones Unidas, a reglas del derecho internacional, además, a las sobre la integridad territorial de los Estados. Al fin de cuentas este derecho se puede realizar sólo mediante las conversaciones de paz. El uso de la fuerza armada para ocupar el territorio es inaceptable y ningún resultado derivado de este objetivo no se puede reconocer.
6. El Comité de Ministros se basa en duodécimo párrafo de la información oficial de la sesión 108 mencionado arriba. Además, durante la reunión 761 (18 de julio de 2001, la cuestión 2.6), en el contexto de analizar el informe de GT. SUIVI. AGO, él (el Comité de Ministros) “ha llamado a ambas partes de nuevo a dar pasos activos en la orientación de solucionar el conflicto de Nagorno Karabaj mediante la paz”. Vinculado con esto, el Comité de Ministros se basa en el informe enviado a la Asamblea Parlamentaria del Grupo. 
7. El Comité de Ministros invita a ambos estados miembros a encontrar compromiso adecuado a los principios mencionados en el quinto párrafo y abstenerse de hacer declaraciones por la solución militar contra la obligaciones tomadas durante la admisión de ambos Estados al Consejo Europeo como miembro y las que podrán reforzar la enemistad y la animosidad. El Comité de Ministros está seguro que la solución de este conflicto mediante la paz es una cuestión fundamental y es muy urgente, así pues, la realización de la obligación general por ambos países puede ejercer influencia positiva a la realización de otras. La pobreza y animosidad no es razón favorable para el respeto a los derechos democráticos y humanos. La paz es importante no sólo para la estabilidad y el desarollo económico de la región, sino para establecer y consolidar la democracía. 



Se ha leido: 3849